La comunicación pasiva

En terapia a menudo me encuentro con personas que confunden la pasividad en la comunicación con la “buena educación”. Me refiero a situaciones en que decidimos callar cuando pensamos diferente a los demás con el objetivo de no herir y así mostrar nuestro “respeto”. En realidad, lo que no mostramos es nuestra opinión, ya que el hecho de tener una opinión distinta a los demás no es una falta de respeto. A menudo, el miedo que tienen las personas que se comunican pasivamente es el hecho de que si no se comunican como lo han hecho siempre (callando), se comunicarán de la forma opuesta, es decir, agresivamente. Desconocen cómo comunicarse expresando su opinión de una forma respetuosa, es decir, cómo comunicarse de una forma asertiva.

Llegir més

La intensidad de nuestras emociones

En mi consulta a menudo me encuentro con pacientes que tienen como objetivo trabajar su conciencia y expresividad emocional, es decir, ser conscientes de sus emociones, identificarlas correctamente y saber expresarlas de una forma adecuada. Me refiero tanto a las personas que no saben cómo expresarse o reprimen sus emociones como a las personas que expresan sus emociones exageradamente, ya que tanto unos como otros se encuentran con problemas en su día a día. En el siguiente artículo, me gustaría hablar del segundo tipo de personas, las que expresan intensamente sus emociones.
Llegir més

El poder de nuestras creencias

Habitualmente funcionamos con una serie de creencias sobre nosotros mismos, es decir, aceptamos como verdaderas unas ideas que creemos que nos definen. Normalmente son el resultado de experiencias vividas a lo largo de nuestra vida. Estas creencias nos ayudan a simplificar nuestro mundo y a saber quién somos, aunque a veces pueden llegar a ser limitantes. En pocas ocasiones, nos atrevemos a ponerlas a prueba nuevamente para comprobar si siguen siendo ciertas.

Llegir més

¿Debo confesar mi infidelidad?

Confesar o no una infidelidad es una de las preguntas más frecuentes en aquellas personas que han cometido una infidelidad y llegan a consulta con el objetivo de superarla. Son personas que tras haber sido infieles están arrepentidas y harían lo posible para volver atrás y borrar lo que hicieron. Por un lado, se plantean contar lo que sucedió a su pareja por poder eliminar su sentimiento de culpabilidad, por el otro, piensan que si lo hacen puede ser el precipitante de la ruptura de la pareja. ¿Cuál es la mejor opción en estos casos?
Llegir més