¿Debo confesar mi infidelidad?

Confesar o no una infidelidad es una de las preguntas más frecuentes en aquellas personas que han cometido una infidelidad y llegan a consulta con el objetivo de superarla. Son personas que tras haber sido infieles están arrepentidas y harían lo posible para volver atrás y borrar lo que hicieron. Por un lado, se plantean contar lo que sucedió a su pareja por poder eliminar su sentimiento de culpabilidad, por el otro, piensan que si lo hacen puede ser el precipitante de la ruptura de la pareja. ¿Cuál es la mejor opción en estos casos?

En primer lugar, es importante aclarar que no hay una sola respuesta correcta sino que cada uno debe tomar su decisión después de haber valorado varios factores importantes en la infidelidad. Es decir, la solución no se encuentra en confesar o no la infidelidad, sino en analizar qué sucedió, porqué y qué es más importante para uno mismo y para la pareja.

 

Analizando la infidelidad

Antes de tomar cualquier decisión es importante reflexionar sobre:

  • ¿De qué tipo de infidelidad se trata?

Considerar hasta que punto ha llegado la infidelidad, es decir, de si se trata de una infidelidad puntual o duradera, si se mantiene o no en el presente, si sólo ha existido coqueteo o ha habido relaciones sexuales, si ha sido un desliz o ha sido intencionado, etc.

  • ¿Qué significó la infidelidad?

Reflexionar sobre si el chico o la chica con el que has sido infiel representa alguien importante o no para ti, si lo que te atrajo fue la persona en si o la búsqueda de la novedad o de lo que no tenías en tu relación.

  • ¿Qué motivos me llevaron a ser infiel?

La infidelidad puede tener múltiples causas: buscar en otras personas lo que no nos proporciona nuestra pareja, búsqueda de novedad, evasión de los problemas ya sea por malestar con la pareja o cuando han tenido lugar eventos negativos, entre otros.

  • ¿Sigue siendo importante mi pareja?

La infidelidad puede llevarnos a valorar más nuestra pareja o, por el contrario, puede llevarnos a darnos cuenta que ya no nos sentimos bien con ella y que nuestras necesidades han cambiado.

  • ¿Cuál es la finalidad de confesar la infidelidad y que beneficios te aportará?

Si el objetivo de confesar es sólo quitarte de encima el sentimiento de culpabilidad, el hecho de contarlo no te ayudará a solucionar tu problema ya que seguirás siendo como mínimo en parte responsable de lo que pasó. Qué otros motivos tienes para confesar? Crees que ser sincero va a ayudarte a fortalecer tu relación con tu pareja? Crees que tu pareja empatizará contigo aunque no le guste lo que has hecho?

El objetivo de todas estas preguntas es entender tu comportamiento, y de esta forma valorar no sólo si es importante confesarlo o no a tu pareja, sino también plantearte qué tienes que cambiar para que la infidelidad no se vuelva a repetir. Por otro lado, también hay que valorar si la infidelidad es un síntoma más del malestar en la pareja. En estos casos, no hay culpables y víctimas, sino que debemos hablar de corresponsables de la infidelidad. Con esto me refiero que, en muchos casos, tanto el que ha sido infiel como el que no, son responsables de haber llegado a la infidelidad, uno por no saber solucionar los problemas de pareja de otro modo que con la infidelidad y el otro por no ser consciente de las necesidades de su pareja.

 

Superar una infidelidad

La infidelidad ya forma parte del pasado, lo que importa ahora es centrarse en el presente y en lo que es importante en la relación de pareja hoy. Culpabilizarse constantemente de lo que pasó no aportará bienestar ni nuevas soluciones. Esto no significa olvidar la infidelidad sino centrarse en lo que nos llevará a superar la infidelidad y a salir fortalecido que es la capacidad de construir una nueva y mejor relación de pareja tras la mala experiencia.

 

 

Anna Vives Navarro

Psicóloga y psicoterapeuta

0 respostes

Deixar un comentari

Vols unir-te a la discussió?
Sigues lliure de contribuir!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *